El ajedrez es considerado un juego señorial. Jugado mejor por mentes sofisticadas y maduras que disfrutan de una eterna batalla de ingenio, su reputación no tiene parangón en todo el mundo. Entonces, ¿qué pasa con el ajedrez cuando reemplazas las piezas tradicionales con superhéroes? En nuestra humilde opinión, mejora un 66%.